Historia Viajes

10 pueblos colgados sobre acantilados en España

2 Enero, 2017

Un recorrido por los pueblos construidos sobre acantilados más característicos de España.

La mayoría de asentamientos humanos a lo largo de la historia, se seleccionaban por motivos estratégicos: Acceso a tierras fértiles y materias primas, facilidad de comunicaciones, o con la intención construir fortalezas para defenderse de posibles enemigos. Estos últimos solían aprovechar el accidentado relieve de la Península Ibérica, adaptando el trazado de las villas a la orografía y teniendo en cuenta (en la mayor parte de los casos) las ventajas que suponía instalarse cerca de importantes accidentes geográficos, como ríos y montañas.

1. Ronda (Málaga)

Ronda, sin duda es uno de los pueblos más bonitos de España, tanto por su ubicación privilegiada rodeada de las bellas montañas de la Serranía de Ronda y situado en lo alto de una garganta conocida como ‘El Tajo’ por la que pasa el río Guadalevín, como por su patrimonio histórico, fruto del paso de distintas civilizaciones a lo largo del tiempo. Podemos encontrar desde arte rupestre perteneciente al Paleolítico, pasando por yacimientos romanos, sin olvidar la presencia islámica, la que más influyó en la villa y de la que todavía quedan algunos retazos culturales (gastronomía, folklore…).

2. Siurana (Tarragona)

Siurana destaca por su belleza, a pesar de ser un pueblecito bastante desconocido:  Su imponente paisaje, en la cima de un precipicio, contrastran con las casitas y callejuelas de origen medieval, entre las que destacan las ruinas de un castillo árabe. Conquistada en 1153, después de caer Lleida y Tortosa, fue el último reducto de la reconquista en Cataluña.

Es además un lugar ideal para practicar escalada y senderismo, sobre todo en el Camino antiguo de Siruana, que unía este precioso pueblo con Cornudella de Monsant, recientemente recuperado y que forma parte de la Red de Senderos del Priorat.

3. Albarracín (Teruel)

Albarracín es una población que conserva perfectamente su casco medieval y declarada Conjunto Histórico-Artístico, además de ser el punto de entrada a la sierra de su mismo nombre. El pueblo está encajado literalmente en una esquina de un meandro del río Guadalaviar y rodeado por una gran muralla, que le confería una gran capacidad defensiva. Todavía es posible sumergirme de lleno en la esencia medieval: El característico tono rojizo de las casas y monumentos, sus serpenteantes y empinadas calles repletas de pasadizos y escalinatas..

Al igual que Siurana, el entorno montañoso de Albarracín es un lugar muy popular para deportes como la escalada y el senderismo.

4. Arcos de la Frontera (Cádiz)

Arcos de la Frontera forma parte de la Ruta de los Pueblos Blancos de Andalucía y debido a su localización en lo alto de una peña de 96 metros es uno de los más impresionantes. Su casco histórico, de origen medieval y aire morisco, con calles flanqueadas por murallas y sus viviendas y mansiones encaladas (intentad que os dejen visitar el interior, sus patios rebosantes de plantas son una pasada), son de gran interés artístico y cultural.

5. Frías (Burgos)

Frías se ubica en un punto estratégico para cruzar el río Ebro, que se ha venido utilizando al menos desde la época romana. Su fortaleza medieval, colgada sobre la población y dominando en su totalidad el Valle de Tobalina, es uno de los castillos roqueros más espectaculares  y representativos de España y en el que todavía pueden verse algunos capiteles románicos con representaciones de caballeros y figuras mitológicas.

 6. Castellfollit de la Roca (Girona)

Castellfollit de la Roca es una de las poblaciones más pequeñas de España, con menos de un kilómetro cuadrado de superficie. Otra de sus peculiaridades es que está completamente encaramada sobre una pared basáltica (formada por lava volcánica) de más de 50 metros de altura, formada por la acción erosiva de los ríos Fluvià y Toronell. En el interior se descubre un casco antiguo de origen medieval, cuyas casas han sido construidas utilizando piedra volcánica.

Este pueblecito está considerado como la puerta de entrada al Parc Natural de la Zona Volcànica de la Garrotxa, el mejor exponente de paisaje volcánico en la Península Ibérica.

7. Pedro Bernardo (Ávila)

Pedro Bernando, conocido como ‘El Balcón del Tiétar‘ se ubica en el punto más meridional de Castilla y León, al sur de la provincia de Ávila y a unas dos horas y media en coche de Madrid, en pleno Valle del Tiétar. Literalmente, el pueblo está colgando sobre un risco, conocido como La Sierpe. La estructura de sus empinadas calles empedradas evocan su pasado medieval.

Además, cabe destacar en las inmediaciones, un Menhir del año 500 a. C. en la llamada Dehesa de Cantogordo. En este mismo paraje se han constatado un par de yacimientos arqueológicos que atestiguan la presencia de villas romanas y pequeños puentes medievales, relacionados con la poderosa asociación ganadera de la Mesta.

8. Masca (Tenerife)

Masca es un pequeñísimo pueblo ubicado en la punta noroeste de la isla de Tenerife, dentro del parque rural del Macizo de Teno. Destaca El Caserío (Bien de Interés Cultural) con sus edificaciones perfectamente alineadas sobre las crestas de las montañas, al filo del barranco más hondo de la isla, que termina en la playa, en pleno Océano Atlántico. Desde el Mirador del Cherfe, se puede obtener una impresionante panorámica de este conjunto.

9. Puentedey (Burgos)

Puentedey es una pequeña pero pintoresca localidad de la comarca de Las Merindades al norte de Burgos, donde el río Nela ha horadado la roca y ha construido un impresionante puente natural, atribuido por los antiguos pobladores a una obra divina, el ‘Puente de Dios’, que derivó al topónimo Puentedey. El pueblo atesora interesantes ejemplos de arquitectura tradicional típicos de la comarca.

10. Rello (Soria)

La villa medieval de Rello está ubicada a 70 kilómetros de la capital de la provincia. Este apartado pueblo está rodeado por una muralla del siglo XII sobre una alta peña en las hoces del Escalote. Forma parte del espacio natural protegido de ‘Altos de Barahona’ y su impresionante castillo, edificios señoriales y casas, han sido declarados, en su conjunto, Bien de Interés Cultural.

Top 10 most beautiful cliff-side villages in Spain

Throughout history, the majority of human settlements were selected for strategic reasons: Access to fertile land, communications, to defend against potential enemies… These last ones used to take advantage of the Iberian Peninsula’s rugged relief, adapting the villas’ layout to the orography and paying attention to major geographic features such as rivers and mountains.

Seguro que también te gustan…

Sin comentarios.

Deja un comentario