Fotografía Viajes

Los planes más auténticos para viajar en otoño

28 septiembre, 2015

otoño

Ya está aquí el otoño. Y para mi es una de las mejores épocas para viajar. ¡Son todo ventajas! Desde disfrutar de mejores precios, un clima ideal para visitar tanto destinos naturales como ciudades, sin aglomeraciones de gente, disfrutar de eventos culturales y de paisajes únicos, repletos de colores que animan a ser descubiertos.

¿En busca de planes auténticos? Echa un vistazo a nuestras propuestas otoñales. Click Para Twittear

Las posibilidades para disfrutar de esta estación son infinitas, por eso hemos decidido hacer una pequeña recopilación de las experiencias otoñales más increíbles (y auténticas) a lo largo de todo el planeta:

1. Darse un baño en la Piscina del Diablo (Cataratas Victoria, Zambia-Zimbabue)

devils pool

La Piscina del Diablo o Devil’s Pool está ubicada en la parte más alta de las cataratas (a 100 metros sobre el suelo), justo antes de que el agua se precipite hacia el vacío, por que lo darse un baño en esta “piscina natural” constituye una aventura en sí misma, no en vano es una de las más peligrosas del mundo. Entre septiembre y diciembre, debido a la bajada del nivel del agua, es posible nadar de manera segura, al borde de las cataratas, en una zona a la que se puede acceder a través de la isla Livingstone.

 

2. Perderse en la Selva de Irati (Navarra, España)

selva de irati

Esta selva de hayas y abetos es la segunda más grande de Europa y el lugar perfecto para perderse un fin de semana de otoño, debido a los colores que nos regala el entorno durante un paseo por los numerosos senderos balizados a través de los cuales es posible descubrir la gran variedad de flora y fauna que nos rodea, así como secretos menos conocidos: las vías férreas o los sistemas de cables que llegaron a usarse para extraer parte de la riqueza natural de este bosque un siglo atrás, toda una experiencia que podemos realizar no sólo a pie, si no también en BTT o raquetas y esquí de fondo en invierno.

 

3. Explorar los encantos de Castell Coch (Gales, Reino Unido)

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Castell Coch es un castillo de época victoriana y estilo neogótico situado en Tongwynlais, muy cerca de Cardiff, totalmente rodeado de un exuberante hayedo centenario que durante el otoño luce en color dorado y que esconde bajo las hojas formaciones geológicas de piedra caliza. Además, según nos vamos acercando al edificio, podremos ver como las torres sobresalen entre los árboles, creando una imagen todavía más mágica y misteriosa. Como curiosidad, el castillo (que puede visitarse casi en su totalidad) ha sido utilizado además como lugar de rodaje de varias películas y series, como Robin Hood o Doctor Who.

 

4. Hacer un tour en bici por Napa Valley (California, Estados Unidos)

napa valley

También hay buen vino fuera de Europa y el Valle del Napa es un buen ejemplo de ello. Esta zona de clima mediterráneo produce el vino más famoso de Estados Unidos y como no podría ser de otro modo, esta experiencia ya cuenta con rutas turísticas temáticas (y otras más auténticas como las que se pueden hacer en bicicleta) que pasan por diferentes caminos rurales donde se sitúan las bodegas locales que pueden visitarse y aprender sobre el proceso de elaboración del vino.

5. Pasear bajo los castaños en Galicia (España)

castañas

Una de las mejores experiencias que podemos disfrutar durante todo el año, pero especialmente en otoño, es pasear bajo los miles de robles y castaños centenarios que cubren el norte de España. En esta ocasión, hemos elegido La Fraga de Catasós, a las afueras de Lalín (Pontevedra), ya que sus árboles están protegidos bajo la figura de Monumento Natural, pues son los ejemplares más altos de Europa. 

Uno de los secretos mejor guardados es que durante el otoño, el suelo se tapiza de unos “erizos” muy especiales..Si sabemos cómo separarlo ¡ojo! del interior surgirá una fresca castaña, perfecta para una merienda tras el paseo.  Si nunca has visto como se recogen las castañas puedes preguntarle a algún lugareño que estará encantado de explicarte cómo se hace, pues este fruto ha sido un elemento muy importante para la historia de Galicia: Servían de sustento en los largos meses de invierno y con su madera se fabricaban las vigas de las casas y pazos de esta zona.

 

6. Vivir como un aimara en el lago Titicaca (Perú)

poblado aimara

La isla de Amantaní ofrece una oportunidad única para pasar unos días en en un verdadero poblado aimara (contratar la experiencia en el Puerto de Puno) interactuando con sus habitantes y colaborando en las tareas diarias como uno más. Pues a pesar de ser una de las islas más grandes del Titicaca, no cuenta con hoteles, prefieren ser los propios habitantes los que alojan a los viajeros y les dan de comer. Por las tardes, acompañan a los huéspedes a ver uno de los atardeceres más mágicos del mundo, desde el punto más alto de la isla, a unos 4.000 metros de altitud y a visitar los restos de un templo dedicado a la Madre Tierra y al Padre Universo.

 

7. Admirar la aurora boreal en Svalbard

Svalbard

Siempre me han fascinado los fenómenos naturales, pero si hay uno que me llama la atención en especial, son las Auroras Boreales, uno de los espectáculos más increíbles de la naturaleza. Como todos sabemos, solo pueden ser vistas en ciertas épocas del año (de septiembre a marzo) y en muy pocos lugares en el mundo. Uno de estos lugares es Svalbard, un impresionante archipiélago situado entre Noruega y el Polo Norte donde con un poco de suerte (y paciencia) podrás disfrutar de los colores de la aurora boreal iluminando el cielo. Pero además, es muy recomendable pasar unos días en los alrededores descubriendo su alucinante vida silvestre… ¡Se pueden ver hasta osos polares!

 

8. Buscar trufas en el Piamonte (Italia). 

trufa de alba

Los valles y laderas del Piamonte italiano se tiñen de tonos ocres cuando llega el otoño, ese momento mágico en el que comienzan a crecer las famosas y carísimas trufas blancas, cuyo precio puede alcanzar 6.000 euros el kilo. Los mejores ejemplares se recogen por las noches en las proximidades de un pueblecito llamado Alba y aunque es necesario tener licencia para poder andare a tartufi, en muchas casas rurales de la zona de ofrecen salidas al campo para descubrir cómo es su recogida y donde después podrás degustar platos aromatizados por este alimento, como risotto al tartufo.

9. Dejarse iluminar en el Diwali (India).

diwali india

El Diwali es una de las fiestas más bonitas del país: Se celebra durante cuatro o cinco días al año en octubre o noviembre (cada año cambia) por los miembros de varias religiones (hinduismo, sijismo y jainismo) por lo que puede disfrutarse en todo el país (es visible incluso desde el espacio).  Es un festival muy especial, en el que todas las calles y las casa se decoran con luces, velas… la gente estrena ropa nueva, comparte dulces, se tiran fuegos artificiales y se hacen explotar petardos. Como entrada del nuevo año hindú, el día de Lakshmi Puja o día más importante del Diwali, es una de las noches más significativas y alegres del año.

 

10. Dormir bajo las estrellas en el Desierto de Agafay (Marruecos).

desierto de agafay

Marrakech es una ciudad que atesora un gran atractivo por si misma, pero si a este encanto le añadimos que se encuentra próxima al místico desierto (a tan solo 40 kilómetros nos podemos plantar en el Desierto de Agafay), tendremos una oportunidad única de descubrir cómo es la vida de los nómadas de la región, acampando en una genuina jaima bajo la luz de las estrellas y degustando la irresistible cocina tradicional.

 

11. Hacer senderismo en los Alpes (Suiza).

Samedan

Si vas en busca de experiencias auténticas y alejadas de las agloremaciones, el otoño es uno de los mejores momentos para visitar los Alpes suizos, pues además de mayor tranquilidad disfrutarás de mejores precios y unos paisajes únicos tapizados de colores rojizos… Recomendamos hospedarse en el bello pueblo de Samedan y tomar las rutas que comienzan en la parte alta del mismo, que además, son perfectas para todas las familias y niveles. ¡E incluso se puede acampar por el camino!

 

11. Recorrer el Bosque de Bambú de Arashiyama (Japón). 

Arashiyama

Este destino situado a las afueras de Kioto, es bastante más conocido que los anteriores, pero es una experiencia que no debe dejar de hacerse, tanto en otoño como en primavera. Durante el otoño, el bosque adquiere un tono especial, que junto al famoso puente Togetsukyo y los templos Zen que rodean a los senderos, se convierten en un camino de lo más agradable tanto como para pasear como para hacer en bicicleta.

 

12. Fotografiar los colores del otoño en el Parque Nacional Acadia (Estados Unidos).

 acadia national park

 El Parque Nacional Acadia está formado por 47.000 hectáreas de árboles llenas de color, junto al azul inmenso del océano, en contraste con el color grisáceo de las rocas de la costa Atlántica de Maine. Si todavía quieres más, se puede subir al punto más alto de la región, la Cadillac Mountain para finalizar la caminata con una vista espectacular.

flecha / arrow

 

The most amazing travel experiences to do in autumn

Fall is already here!  And for me it is one of the best times to travel: From better prices, perfect weather, no crowds to unique landscapes full of colors waiting to be discovered… The possibilities to enjoy this season are endless, so we decided to make a small collection of the most amazing (and authentic) autumn experiences worldwide.

 

Seguro que también te gustan…

2 comentarios

  • Responder Lara 28 septiembre, 2015 at 19:26

    ¡Yo me apuntaba a cualquiera de esos planes ahora mismito! Llevo un mes de clase y ya necesito unas vacaciones hahaha. Me encantaría ver las auroras boreales, me parecen un fenómeno súper mágico!
    En cuanto a lo de los castaños, paso todos los días por ellos, aunque no son tantos como los de la Fraga haha!

    Un beso!

    • Responder Bea Gómez 29 septiembre, 2015 at 14:45

      Muchas gracias por tu comentario Lara 😀

      Aprovecha todos esos momentos mágicos del día a día, no hace falta viajar grandes distancias para disfrutar del otoño!

      Un beso!
      Bea

    Deja un comentario