Viajes

Madrid, qué bonita eres. Planes alternativos para disfrutar de la capital

3 junio, 2015

Madrid

No me cabe duda, Madrid es una de las mejores ciudades del mundo. Y sobre todo ahora que la mayoría de sus habitantes han decidido que es momento de cambio. Un rayo de luz para una ciudad tradicional, con una mentalidad que se podría tachar de rancia pero que poco a poco y gracias a todos está empezando a despertar de su letargo.

En este artículo que he titulado Madrid ¡qué bonita eres! trato de mostrar tanto a los madrileños como a cualquier viajero algunos de los lugares y hechos históricos menos conocidos, pero igual de fascinantes que los monumentos más característicos de la capital de España. Porque también están cambiando los gustos a la hora de viajar y se buscan cada vez más experiencias auténticas y más alternativas con las que descubrir algo nuevo, fuera de lo tradicional.

1. LAS MEJORES VISTAS.

Cerro tío pío

Una de las vistas panorámicas más famosas de Madrid se pueden disfrutar desde la terraza del Círculo de Bellas Artes, pero hay muchas otras alternativas tan impresionantes y menos conocidas, como la azotea del Cuartel del Conde Duque, reconvertido en un centro cultural o las “Tetas de Vallecas”, unas colinas situadas en el Cerro del Tío Pío, un lugar perfecto para disfrutar de un agradable picnic al atardecer con el skyline de Madrid como telón de fondo.

2. EXPLORA MERCADILLOS ALTERNATIVOS.

El Rastro es el mercadillo dominical más conocido (y concurrido) de Madrid. Un lugar que todos hemos visitado alguna vez y donde nunca pueden faltar las cervecitas en La Latina, pero si prefieres un lugar más íntimo y original, puedes ir al Malamarket que se celebra durante la primavera y principios de verano en la Plaza del Dos de Mayo y donde encontrarás creaciones de diseñadores independientes, entre otras cosas y aprovechar para tomarte la cerveza de rigor en una taberna histórica del barrio de Malasaña, como La Ardosa, donde todavía cuentan con sifón y se sirve el tradicional vermú.

3. PASEA POR EL MADRID MEDIEVAL.

Muy cerca, se encuentra la Plaza de la Villa, donde se puede descubrir el Madrid más medieval a través de su entramado, ya que aquí confluían dos de las entradas más importantes a la villa, la puerta de Guadalajara y la de la Vega. Si queremos profundizar un poco más sobre esta época, nos podemos acercar a la Cuesta de la Vega, junto a la cripta de la Catedral de la Almudena, donde todavía se conserva un pequeño trozo de muralla musulmana, descubierta en 1950. Este pasado árabe todavía se deja ver en el Hammam de la Calle Atocha, donde además de una agradable experiencia sensorial ofrecen terminar la jornada con una buena cena.

Templos egipcios, minas subterráneas, jardines secretos... Descubre un #Madrid diferente Click Para Twittear

4. UN TROCITO DE EGIPTO EN MADRID.

Templo de Debod

El Templo de Debod, muy cerca de la Plaza de España, fue un regalo de Egipto en compensación por la ayuda española, tras el llamamiento de la Unesco en 1968 para salvar los templos de Nubia que se encontraban en peligro debido a la construcción de la presa de Asuán. Tiene una antigüedad de unos 2200 años y su interior puede visitarse de martes a domingo, recomiendo hacerlo a última hora de la tarde, para poder disfrutar de una de las puestas de sol más bonitas de Madrid, gracias al contraste de los colores y la localización del templo, sobre la montaña de Príncipe Pío. Por si eso fuera poco, el famoso Parque del Retiro tiene entre sus numerosas fuentes una de estilo egipcio, obelisco, esfinges y faraón incluidos, justo en el lado derecho del monumento a Alfonso XII, en el estanque.

5. ADÉNTRATE EN UNA MINA.

wrong way madrid

Wrong Way Madrid

¿Sabías que Neptuno pedía que le dieran de comer durante la Guerra Civil? La famosa estatua del dios grecorromano fue un encargo de Carlos III para embellecer el llamado Salón del Prado en el siglo XVIII. Siglos más tarde, durante una de las muchas hambrunas que asoló Madrid durante la Guerra Civil, se le colgó un cartel al cuello en el que se leía: “dadme de comer o quitadme el tenedor”.

¿Te habías imaginado alguna vez que Palacio Real fue el hogar de Manuel Azaña, presidente de la II República y que los Jardines de Sabatini fueron un regalo del gobierno de esta República para que el pueblo pudiera disfrutar de un agradable espacio verde?

14. NATURALEZA EN PLENA CIUDAD.

Monte del pardo

 

Las grandes ciudades suelen tener varias áreas verdes para “oxigenar” el ambiente. Bien, pues en Madrid podemos estar bien orgullosos de tener grandes zonas naturales como La Casa de Campo o el Monte del Pardo, casi casi en el mismo corazón de la urbe. Son auténticos pulmones de Madrid, en los que podemos ir a correr, montar en bici o simplemente dar un agradable paseo bajo los árboles.

Los mejores planes alternativos para disfrutar de #Madrid Click Para Twittear

Untitled design (6)

Madrid Off the beaten Path

I have no doubt, Madrid is one of the best cities in the world. And especially now that most of its inhabitants have decided it is time to change. A ray of light for a close-minded city that it’s starting to wake up from their slumber thanks to everyone.

In this article I titled Madrid, how beautiful are you! I’m trying to show both locals and travelers some hidden gems and less known historical facts of the Spanish capital for those looking for genuine and alternative experiences.

Seguro que también te gustan…

Sin comentarios.

Deja un comentario