Ecoturismo Itinerarios y rutas Viajes

Norte de Tailandia: Naturaleza y autenticidad en el Sudeste Asiático

23 enero, 2018

Tailandia desprende encanto por los cuatro costados: mezcla de tradición con modernidad, kilométricas costas tropicales de arena blanca, templos budistas, campos de arroz, una increíble gastronomía y un pueblo tan hospitalario que hasta tienen palabra propia para expresar su amabilidad: Thainess.

Como en cualquier viaje a Tailandia, el punto de entrada al país es Bangkok, la bulliciosa capital que esconde algo nuevo en cada calle: Un pequeño templo, un edificio colonial, mercados llenos de puestos callejeros en los que degustar los mejores manjares locales, terrazas impresionantes junto a enormes centros comerciales. Merece la pena pasar un par de días en “la ciudad de los ángeles” para visitar lugares tan emblemáticos como el templo del Buda Esmeralda (Wat Phra Kaeo), el del Buda de Oro, el mercado Pat Pong y Chinatown.

Aunque en este artículo nos queremos centrar en la zona norte de Tailandia, menos masificada y más centrada en la actividad cultural y de turismo verde: Rutas entre campos de té, templos centenarios, senderismo entre montañas, rutas en bici, pequeñas ciudades multiculturales, etc. Es la mejor manera de conocer verdaderamente Tailandia y de contactar con sus diferentes pueblos, probar la gastronomía real, explorar parajes vírgenes junto a guías locales. Sin duda, una de las maneras más enriquecedoras de viajar. A través del itinerario propuesto, conoceremos ciudades como Lopburi o Chiang Mai con sus impresionantes templos, exploraremos la jungla, descubriremos inmensos campos de arroz y otras sorpresas que descubrirás a continuación:

mapa norte tailandia

1. Ayutthaya

tailandia

La ciudad de Ayutthaya se sitúa tan solo a unos 87 kilómetros de Bangkok y fue fundada en 1350 como Reino de Siam en una zona estratégica confluencia de tres ríos, el Chao Phraya, el Lopburi y el Pa Sak. En el siglo XVII alcanzó su apogeo como puerto comercial donde llegaban productos de Japón y China: madera de teca y de sándalo, azúcar, cueros, marfil, pieles, sedas…

En 1767 la ciudad fue destruida por el ejército birmano y las ruinas de la vieja ciudad forman ahora el Parque Histórico de Ayutthaya, que recuerda la resistencia tailandesa frente a los invasores birmanos, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991.

2. Lopburi

monkey thailand

Lopburi, a unos 154 kilómetros al norte de Bangkok, es conocida como la ciudad de los monos. En el pasado, se trataba de una región boscosa donde se asentaban millones de monos y debido al desarrollo humano, el espacio natural se ha ido perdiendo, cada vez tienen más necesidad de alimentos y por ello, acuden al casco urbano de la ciudad. Por este motivo, la organización WARF ha puesto en marcha un programa para ayudar a la alimentación de los macacos, de manera que los turistas que visiten en esta zona pueden contactar con ellos para conocer como ayudar y qué tipo de alimento es mejor proporcionar a estos animales.

2. Sukhotai

Sukhotai

Visitar las Ruinas Históricas de Sukhotai (400 km al Norte de Bangkok y 350 km al Sur de Chiang Mai) declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO: El Parque Histórico de Sukhothai reúne los restos arqueológicos de los maravillosos templos de la capital del reino de Sukhothai en los siglos XIII y XIV, como los restos del palacio real y de 26 templos, siendo el más grande el Wat Mahathat.

 

3. Chiang Mai

Chiang Mai es sin duda la capital del norte de Tailandia, el corazón montañoso del país, alejado de las playas de arena blanca, pero con un enorme patrimonio histórico y ecológico más alejado del turismo de masas. Paseando por las calles de Chiang Mai encontrarás los templos más bonitos de Tailandia como Wat Lok Moli, Wat Chiang Man, Wat Chedi Luang, Wat Phra Singh o el venerado Doi Suthep, desde donde se divisa una preciosa panorámica de toda la ciudad. Además, los domingos se celebra un mercado al aire libre muy popular, aunque cualquier momento es perfecto para degustar unos tradicionales noodles callejeros acompañados por una singha (cerveza).

Además, el entorno de Chang Mai, lleno de montañas y zonas verdes totalmente vírgenes, son el paraje perfecto para realizar senderismo y conocer la parte más salvaje de Tailandia.

4. Mae Hong Son

En la misma frontera con Myanmar, se enclava Mae Hong Son, una pequeña ciudad multicultural poblada por diferentes etnias -como los Shan y los Hmong- que viven alejadas del turismo, además, ofrece la oportunidad de conocer templos tan impresionantes como el Wat Phrathat Doi Kongmu, un monasterio de estilo birmano construido en el siglo XIX.

El paisaje de alrededor está formado por fértiles campos de arroz y bosque de montaña dentro de impresionantes Parques Nacionales como el Tham Pla–Namtok Pha Suea, que esconde maravillas como cascadas y aldeas remotas.

5. Pai

Pai es el destino mochilero por excelencia del norte de Tailandia: Un lugar remoto, tranquilo, pero con una animada vida artística, que ofrece actividades y visitas culturales y paisajísticas, como el pueblo chino o el Gran Canyon.

 

6. Chiang Rai

Chiang Rai es junto con Chiang Mai la gran ciudad del norte del Tailandia. Conocida por su fascinante Templo Blanco (Wat Rong Khun), un templo contemporáneo cuya construcción se inició en 1997 y todavía no ha finalizado pues el autor añade constantemente nuevas figuras y pinturas, cada cual más llamativa que la anterior.

Como no podía ser de otra forma, el entorno de Chiang Rai también permite realizar visitas históricas, rutas de senderismo, descubrir comunidades minoritarias como Mae Salong, de origen chino, que vive rodeada de campos de té, admirar la puesta de sol en el lago de Phayao o perderse por el mercado en el pueblo fronterizo de Mae Sai, que también ofrece increíbles vistas del otro lado de la frontera con Birmania.

 

7. Triángulo de Oro y Frontera con Laos

triangulo de oro tailandia

El Triángulo del Oro es el punto donde el río Mekong converge con los tres países fronterizos: Tailandia, Birmania y Laos, aunque la zona es conocida porque su historia ha estado ligada al cultivo de opio y aunque a mediados del siglo XX su plantación fue prohibida, todavía puede recordarse el pasado de estas tierras y entender el actual desarrollo de la región a través del Museo del Opio en Chiang Saen.

Otras actividades interesantes en la zona son navegar por el río Mekong hasta llegar a la isla de Don Sao, en Laos o tomar el curioso slowboat que tarda un par de días en llegar a través del río hasta la monumental ciudad de Luang Prabang -también en Laos- y que forma parte del patrimonio de la humanidad de la Unesco.

Seguro que también te gustan…

Sin comentarios.

Deja un comentario